LA RUEDA: Comunicación Popular
Visitas:
contador de visitas
El tiempo - Tutiempo.net
June 23, 2024, 10:58:23

JUSTICIA

07 - May -2023 - 10:34

ATENTADO A CFK: UNA SECRETARIA DE MILMAN VOLVIÓ A DECLARAR Y AFIRMÓ QUE SU CELULAR FUE BORRADO POR UN PERITO EN UNA OFICINA DE BULLRICH

ATENTADO A CFK: UNA SECRETARIA DE MILMAN VOLVIÓ A DECLARAR Y AFIRMÓ QUE SU CELULAR FUE BORRADO POR UN PERITO EN UNA OFICINA DE BULLRICH

María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com

Facebook Twiter

La secretaria de Gerardo Milman, quien había declarado en el 2022 que había borrado el contenido de su celular para proteger su intimidad, se presentó el viernes en Comodoro Py y pidió dar testimonio por tercera vez en la causa sobre el intento de asesinato de Cristina Fernández de Kirchner. Según consignó la periodista Irina Hauser en Página 12, en esta nueva declaración, Ivana Bohdziewicz afirmó que en realidad no había vaciado el teléfono por voluntad propia sino que la llevaron a las oficinas de la exministra de Seguridad durante el gobierno de Mauricio Macri y hoy pre-candidata a presidenta, Patricia Bullrich. Agregó que en ese lugar, un perito se dedicó durante cuatro horas a eliminar todo lo que había en su aparato, el de otra asesora y el del diputado de Juntos por el Cambio, Gerardo Milman. Cabe recordar que en el momento del intento de asesinato a la vicpresidenta el legislador era Jefe de Campaña de Patricia Bullrich. Bohdziewicz se presentó ante la justicia tras la decisión de CFK de hacer un pedido de recusación a la jueza María Eugenia Capuchetti, quien está a cargo de investigar el atentado. Cristina Kirchner, a través de un escrito, puso el acento en la falta de avances en la "pista Milman", uno de los posibles caminos para rastrear si hubo algún autor/a intelectual en el intento de magnicidio. Cabe hacer memoria y poner en contexto. La testigo en cuestión, era una de las colaboradoras que estaban con Milman en el restaurante Casablanca cuando otro funcionario del Congreso lo escuchó decir "cuando la maten yo estoy camino a la costa", expresiones pronunciadas dos días antes del atentado. Pese a su inexperiencia, Carolina Gómez Mónaco (exmiss Argentina), había nombrada en 2017 para dirigir la Escuela de Inteligencia del Delito de la gestión Bullrich-Millman en el Ministerio de Seguridad, también se encontraba en el bar Casablanca. A comienzo de enero de este año, Ivana Bohdziewicz fue echada de las oficinas de Milman, pero Gómez Mónaco continúa en funciones. En su nombre se hizo presente ante el fiscal Carlos Rívolo, quien tiene delegada ahora la causa, con la intención de realizar la petición formal para declarar, pero le dijeron que el fiscal estaba por tomar licencia, y que les parecía conveniente esperar a su regreso. El miércoles último recibió una citación para el 10 de mayo. Cuando aún el escrito donde Bohdziewicz solicitaba ampliar su testimonio no estaba cargado en el sistema de tribunales, Gómez Mónaco le habría empezado a mandar mensajes como si se hubiera enterado de su pedido a la fiscalía: "¿Ahora qué querés declarar?" y le advirtió que un tal "Diego", que sería un abogado cercano a Patricia Bullrich, estaba pidiendo explicaciones y le reenvió un audio de él. Este hombre es quien, al parecer, las asesoró desde que fueron convocadas a dar testimonio. "No me traiciones", le habría advertido también su ex compañera. Bohdziewicz entendió todo esto como una intimidación, no quiso esperar más y fue directo a Comodoro Py y después de varias vueltas logró que le tomara testimonio la fiscala Alejandra Mangano, que subroga a Rívolo por encontrarse de vacaciones. También presentó A los mensajes y audios en cuestión para que sean analizados. Ambas asesoras, Bohdziewicz y Gómez Mónaco, habían declarado por primera vez el 26 de octubre del 2022. Al comienzo fingieron no recordar haber estado en el Casablanca, un restaurante emblemático de la esquina del Congreso, pero les volvió la memoria cuando les mostraron los videos en los que se las veía ingresando al lugar con Milman en la fecha y a la hora señalada por el testigo, que había aportado su relato un mes antes. También tuvieron contradicciones sobre si se había hablado o no de un viaje del diputado a Pinamar, que efectivamente existió. Pese a la insistencia de la querella de Cristina Kirchner, la jueza Capuchetti y el fiscal Rívolo no les secuestraron sus celulares en ese momento. Lo que se concretó recién en el mes de diciembre, después que la Cámara Federal le diera la razón al reclamo de la vicepresidenta. Según la nueva declaración de Bohdziewicz, el 10 de noviembre del año pasado se juntó a tomar un café con Gómez Mónaco y hablaron de la cuestión de los celulares y la posibilidad de que se los secuestren. Mónaco habría intentado asustarla con el argumento de que violarían su intimidad y revisarían su vida personal y le dijo --según la declaración-- que irían a ver a Milman. El diputado las esperaba en unas oficinas que Bohdziewicz atribuyó a Patricia Bullrich, lo que tendría lógica porque las situó en Avenida de Mayo al 900 y es precisamente en el número 953 de esa misma calle donde están las oficinas del Instituto de Estudios Estratégicos en Seguridad (IEES), la fundación que la precandidata maneja y a través de cual se la acusa de haber desviado fondos para su campaña. Según relató, llegaron cerca de las tres de la tarde y se quedaron cuatro horas. Las esperaba Milman con un perito informático que sería de confianza de Patricia Bullrich. Les pidió los aparatos a los tres y se dedicó durante todo ese lapso a borrar el contenido. Bohdziewicz dijo que su teléfono tenía información personal y de la oficina, pero que no sabía qué tenían los del diputado Milman y el de Gómez Mónaco. Mientras eso sucedía el abogado al que llamaban "Diego" participaba por teléfono en altavoz. Uno de los temas que deliberaron tenía que ver con que a Gómez Mónaco le habían dado un celular nuevo que no estaba a su nombre y le advirtieron que debía desconectarlo y no entregarlo a la justicia. El perito les habría indicado comprar nuevos aparatos y evitar registrar cuentas personales para que no se descargue ningún "backup" de información que pudieran tener almacenada. Ese mismo día, pero a la mañana, Cristina Fernández de Kirchner anunció en Twitter que había instruido a sus abogados --Marcos Aldazabal y José Manuel Ubeira-- para que recusaran a la jueza. En ese posteo difundió un video donde le reprochaba, además de la lentitud de la causa, cuestiones puntuales como no haber citado al diputado Milman, pese a todos los indicios que conducían a acercar su nombre al expediente. "Cuando aparecieron las primeras pruebas que involucran a la política con el ataque, la jueza Capuchetti paralizó y boicoteó la investigación", se escucha en off durante el vídeo. En un tramo de su declaración Bohdziewicz habría relatado que que en los días previos al atentado vio al diputado particularmente nervioso y enojado, tanto que en un arranque de ira amenazó con despedir a todas las colaboradoras de su despacho. También agregó que después de que se conocieran su primeras declaraciones y las de Gómez Mónaco fueron convocadas a una reunión en el estudio de otro abogado, Julián Curi, quien suele representar y asistir a Patricia Bullrich. Ocho meses del intento de asesinato a la vicepresidenta de la Nación, muchas dudas, muchas preguntas sin responder y un Poder Judicial que manipula causas.


TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
CORREO ELECTRONICO
Teléfono: 02323 - 427962
Luján - Provincia de Bs. As.
copyright 2016

Construido por
Lorna
Copyright2020

"La RUEDA se reserva el derecho
de anular los comentarios
que incluyan contenido ofensivo o
sin verdadera identidad del usuario.
Este sitio no se responsabiliza
de los dichos vertidos por los entrevistados-as."