LA RUEDA: Comunicación Popular
Visitas:
contador de visitas
El tiempo - Tutiempo.net
February 26, 2024, 22:04:53

POLITICA

10 - Oct -2023 - 10:54

MILEI, DESDE LA POLÍTICA ECONÓMICA CRIMINAL CON LOS PLAZOS FIJOS A LOS ESPEJITOS DE COLORES DEL DÓLAR

MILEI, DESDE LA POLÍTICA ECONÓMICA CRIMINAL CON LOS PLAZOS FIJOS A LOS ESPEJITOS DE COLORES DEL DÓLAR

María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com

Facebook Twiter

Las declaraciones irresponsables del candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei, aumentaron el ruido en los mercados y tuvieron la intención de sumar leña a las expectativas de devaluación. "Jamás en pesos, jamás en pesos. El peso es la moneda que emite el político argentino, por ende, no puede valer ni excremento, porque esas basuras no sirven ni para abono", dijo ayer lunes durante una entrevista. No sólo ratificó su plan de dolarización sino que desalentó la renovación de los plazos fijos tanto de los ahorristas como de las empresas. Días antes había dicho que cuánto más alto esté el dólar, más fácil dolarizar. Para ello, la corrida sobre depósitos que impulsa es una movida en dirección a dar un golpe al bolsillo de los argentinas y argentinos. Rapidamente el Banco Central salió al cruce del libertario: "El ahorro está resguardado", señaló Miguel Pesce a través de un comunicado oficial. Y agregó que "el sistema financiero argentino presenta una sólida situación de solvencia, capitalización, liquidez y previsionamiento" y que "el ahorro de los argentinos depositado en el sistema financiero está resguardado". Sabemos lo que es y lo que implica el terrorismo económico, financiero y también sabemos cuando el paquete viene a cambio de espejitos de colores, llámese hoy dolarización. La dictadura cívico-militar que se instauró en 1976 no sólo eliminó a los enemigos y disidentes políticos sino que también impuso un modelo económico basado en la revalorización del sector primario y del sector financiero. Un país sin industria es un país sin trabajadores y trabajadoras. En uno de sus primeros discursos como presidente de facto, el genocida Jorge Rafael Videla acusó a los sectores sindicales de ser responsables de los problemas económicos que afrontaba el país. Además de la intervención de los gremios, estableció el congelamiento de salarios que, en un contexto de alta inflación, significó la abrupta caída del poder adquisitivo. La deuda externa pasó a más de 30 mil millones de dólares, poniendo en marcha un mecanismo casi de relojería con el que se fabricaron coimas, autopréstamos, socialización de deudas privadas, contabilidades paralelas, endeudamiento de las empresas públicas, destinos inciertos de los fondos, funcionarios hermanados con banqueros y una concepción de política económica calificada como criminal. El brutal negocio privado y el endeudamiento público fueron parte de la construcción de un nuevo orden estructural económico. Un monstruo. El ciclo de valorización del capital financiero que inició la dictadura cívico-militar, fue el inicio de una nueva clase de conducción que se autoasignó la tarea de llevar adelante a sangre una feroz reingeniería económica y social. Milei también acuerda, lo deja en claro cuando expresa: "les vamos a hacer transpirar sangre". Su compañera de fórmula para las próximas elecciones, la libertaria Victoria Villaruel, suma la otra pata del entramado, negacionismo y reivindicación de la dictadura. Villaruel imprime la simbólica idea de la intervención de las fuerzas armadas, aquellas que tras el golpe del 76 sirvieron para arbitrar las disputas entre las burguesías y mantener disciplinado al movimiento obrero; una ofensiva terminal destinada a cambiar las bases económicas de la Argentina peronista. El programa de Martínez de Hoz, con la tablita cambiaria, tuvo el objetivo de invertir los términos de la puja de ingresos y la puja distributiva en Argentina. Destruyó las redes de representación política y económica construidas durante más de medio siglo. La tecnocracia asimilada al capital concentrado y centralizado. Algo cercano a un Milei, la creación de un mercado engañosamente desregulado y cuyos desequilibrios sólo pueden ser conjurados por la "confianza" en su conductor. Cuando Ecuador compró los espejitos de colores de la dolarización, una de las grandes promesas fue la convergencia inflacionaria. La inflación pasaría a ser la misma que la de Estados Unidos, lo cual pondría fin al gran problema de la hiperinflación y devaluación monetaria. Pero nada de eso sucedió. El salario ecuatoriano quedó reducido a US$ 50, menos de la mitad que el de diciembre de 1998 y miles de jubilados cobraron haberes por debajo de los US$ 13. Al dolarizarse, las tarifas de los servicios se multiplicaron y la desigualdad se potenció. En 2019, el intento de aumentar el precio de los combustibles, aplicar una reforma laboral y un duro recorte presupuestario que incluirían áreas clave como salud y educación, provocó un gran levantamiento social que puso en jaque al gobierno Lenín Moreno debiendo retroceder de forma parcial. La actual gestión de Guillermo Lasso busca implementar un plan similar y se enfrenta a la resistencia de las grandes mayorías. Argentina tiene dificultades estructurales y a ello se suman la constante falta de dólares que marca una dependencia del mercado externo y en particular de Estados Unidos, y la deuda con el FMI. Poner fin a esas condición es clave para garantizar una vida digna para el conjunto de la población. Sin moneda, sin política económica propia, son solo espejitos de colores que reparten el mercado y los privados para la colonización de la soberanía.


TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
CORREO ELECTRONICO
Teléfono: 02323 - 427962
Luján - Provincia de Bs. As.
copyright 2016

Construido por
Lorna
Copyright2020

"La RUEDA se reserva el derecho
de anular los comentarios
que incluyan contenido ofensivo o
sin verdadera identidad del usuario.
Este sitio no se responsabiliza
de los dichos vertidos por los entrevistados-as."