LA RUEDA: Comunicación Popular
Visitas:
contador de visitas
El tiempo - Tutiempo.net
February 28, 2024, 10:09:30

POLITICA

19 - Oct -2023 - 11:37

EL DESASTRE QUE YA VIVIMOS Y QUE SOLO EL VOTO PUEDE FRENAR: MILEI PROMETIÓ PRIVATIZAR: TRENES, AEROLÍNEAS, YPF, VACA MUERTA, LA SALUD Y LA EDUCACIÓN

EL DESASTRE QUE YA VIVIMOS Y QUE SOLO EL VOTO PUEDE FRENAR: MILEI PROMETIÓ PRIVATIZAR: TRENES, AEROLÍNEAS, YPF, VACA MUERTA, LA SALUD Y LA EDUCACIÓN

María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com

Facebook Twiter

El candidato a presidente de La Libertad Avanza, Javier Milei, al ser consultado durante una entrevista, en el Canal América, si el sistema ferroviario argentino debería ser privatizado, respondió: "Sí, absolutamente". Además, criticó la administración de la empresa estatal Trenes Argentinos, señalando que "no podemos seguir con estos niveles de déficit. Y la realidad es que es un oxímoron tener un Estado empresario porque no cumple el rol de un empresario. Debería correrse el Estado del medio. Cuando lo hace el sector privado, lo hace mucho mejor". La expansión ferroviaria a todo el país tuvo un pico tras la nacionalización de todas las líneas en 1948 , cuando llegó a tener 48 mil kilómetros de vías. Luego, la red fue diezmada en manos privadas durante la venta impulsada por Carlos Menem, cuya política es tomada como ejemplo por Milei y quedó tan solo en 9 mil kilómetros. A partir de 1976, el sistema industrial y productivo del país sufrió fuertes transformaciones a partir de la implementación del paradigma neoliberal imperante a nivel internacional. Este cambio estructural, implementado de forma gradual, alteró también -conjuntamente a las relaciones de producción- la dinámica social, laboral, educacional e institucional. Las políticas del menemanto dieron profundidad con la apertura del mercado interno, sobrevaluación del tipo de cambio, desregulación de los mercados y de la actividad financiera, privatizaciones, incorporación indiscriminada de inversiones directas extranjeras, incentivos al endeudamiento público y privado. Si bien en el caso de Ferrocarriles Argentinos se dio una concesión, es imperioso denominarlo "privatización", no por un sentido caprichoso sino porque a futuro se comprobó que definitivamente se "privó" a los argentinos y argentinas del servicio ferroviario de transporte dpasajeros y se le restringió fuertemente el de cargas. "No habrá trenes desde mañana en 13 provincias", titulaba de diario "Los Andes" el 10 de marzo de 1993, anunciando la partida para el día siguiente de los últimos trenes de pasajeros que conectaban al país. Y perversamente en el interior de la nota decía: "ninguna localidad quedará aislada con esa determinación porque todas tienen algún medio de transporte alternativo". Tres años antes -en enero de 1990- ya se habían suspendido una abrumadora cantidad de servicios ferroviarios. Así lo había dispuesto el decreto n° 44/90, dictado el 4 de enero. El decreto también ordenaba suspender corredores locales o interprovinciales de muchas provincias. Entre los justificativos expuestos en los vistos se expone que: "la reducción de gastos de explotación de la empresa mejorará la ecuación económica de la misma. El avance tecnológico de otros medios de transporte ha dejado fuera de competencia al servicio ferroviario de pasajeros de larga distancia". Claro está que no hubo ni mejoras, ni intentos por disminuir el déficit, sino simplemente la cancelación total de los servicios de pasajeros. La reestatización del sistema le devolvió a los trenes el protagonismo que había perdido y permitió que solo en el área metropolitana viajen al menos 1,5 millón de trabajadores y trabajadoras por día, con tarifas subsidiadas que morigeran los gastos. El espacio de ultraderecha, dejó siempre en claro que en caso de lograr un triunfo avanzará sobre las empresas públicas. Dentro de ese espectro, también asoma el acaso la empresa más importante del país en términos estratégicos, nave insignia de la recuperación de la producción hidrocarburífera y del potenciamiento de Vaca Muerta. Se trata de YPF. En agosto del 2023, el candidato a la jefatura porteña y agitador de corridas cambiarias, Ramiro Marra (LLA), había dicho que "YPF también sería una empresa que tenemos que privatizar, porque claramente se utiliza para hacer política partidaria". ¿El objetivo? Conseguir con relativa rapidez el enorme colchón de divisas necesarias para encarar el prometido plan de dolarización de la economía argentina. Cosa imposible en términos prácticos y más imposible en términos Constitucionales. "La historia argentina demuestra que las empresas privadas son eficientes en comparación a las administradas por el Estado", agregó Marra. Pero la realidad lo contradice. La política predatoria de la multinacional Repsol a lo largo de la privatización de YPF, que comenzó a principios de los 90 y culminó en 1999, durante el gobierno de Carlos Menem, nos llevó a la sobreexplotación de las reservas de YPF que se monetizaban, fugando hacia España los recursos nacionales. Los datos son elocuentes: los pozos de exploración de YPF cayeron de 101 (1994) a 10 (1999), y se mantuvieron así hasta 2011. A partir de su estatización, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, YPF comenzó a revertir en términos de producción e inversión. La empresa logró grandes ganancias el año pasado en un contexto inversor activo, aumentó sus reservas hidrocarburíferas y tuvo una caída en su endeudamiento. YPF tiene reservas de hidrocarburos valorizadas en 75 mil millones de dólares que podría poner en producción inmediatamente o en el cortísimo plazo y recursos que superan los 200 mil millones para explotar en el largo plazo. El enorme potencial de Vaca Muerta, que ofrece un horizonte de superación de la restricción externa, histórica traba al crecimiento sostenido de la economía nacional, está directamente relacionado al papel que ha tenido en estos años la YPF estatal. En varias ocaciones Javier Milei insistió con la privatización de nuestra línea de bandera Aerolíneas Argentinas, otra empresa del Estado que resulta estratégica al pensar en turismo y movimiento del mercado interno, así como en exportaciones y conexión internacional. "El caso de Aerolíneas es particular, porque estamos trabajando en una propuesta para entregarle la empresa para que la puedan administrar los empleados", indicó el candidato porteño. Pero no todo es rosa y la propuesta suena a engaño si hacemos memoria. Falta de precisiones que también se asemejan a las privatizaciones noventistas, que utilizaron como llave de negociación con los sindicatos con la carnada de acciones para el sector trabajador y lograr el objetivo. Otra tragedia sería que la propuesta de privatizar a la Salud Pública llegue a puerto de la mano de Javier Milei si encabeza las eleciones del próximo domingo. Ya que propuso la creación de un llamado "seguro universal", en el que usuarios y médicos pacten los honorarios a pagar por servicios médicos. Milei sostuvo que el sistema de salud argentino se creó "a fines del siglo XIX y sin que el Estado estuviera metido en el medio. Algunas (obras sociales) fueron desarrolladas directamente por el sector privado, que fue el que construyó el sistema de salud argentino, que era el mejor del mundo", relató. El ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, no tardo en desarmar la mentira: "Burro o mentiroso. El sistema de salud comienza con Perón. Antes la sociedad de beneficencia administraba dinero público y los de comunidades de sus Estados de origen. Los pobres solo tenían caridad. Este tipo sueña con recordar un país imaginario que justifique sus prejuicios". Otro punto referente a la Salud Pública, se centró en la descabellada propuesta de la compra-venta de órganos. Con una matemática inusual, Milei sostuvo que en el país mueren más personas que pacientes con necesidad de recibir un órgano y concluyó que hay que encontrar "un mecanismo del mercado" para resolver ese desequilibrio. "¿Cuántas personas mueren en la Argentina por año? Más de 350 mil que, por la Ley Faustina, son todos potenciales donantes. Hay 7.500 personas que están sufriendo y esperando trasplantes. Entonces hay algo que no está funcionando bien", interpretó el libertario, además con un error: la niña que le dio nombre a la ley se llamaba Justina. Jamás contempló las variables, como la falta de compatibilidad de órganos, la posibilidad de que todas las personas fallecidas no estén en condiciones de ser donantes o que sus familias expresen lo contrario al momento de decidir sobre el cuerpo. A la escabrosa propuesta de Milei, le respondió el INCUCAI: "No hay ningún país donde los trasplantes sean un mercadO", subrayó Carlos Soratti, presidente del Incucai, el organismo estatal encargado de los trasplantes. "Estas propuestas exóticas, que ya se dieron hace un siglo, hoy son absurdas. Este tema atrasa un siglo, desde el debate bioético que desarrolló la historia del transplante de órganos a comienzos del siglo XX", dijo el especialista. Nada queda afuera de la motosierra destructora de los libertarios. También a mitad de este año, Milei propuso una manera de privatización para la Educación. El sistema de las escuelas voucher viene de larga data y es la receta del capital para degradar los presupuestos educativos y trasvasarlos a la empresa privada, con el fin de adecuar la educación a los requerimientos del mercado y de las empresas; y al mismo tiempo convertirla en un negocio supuestamente rentable. La política libertaria busca desfinanciar la demanda educativa y centrarla unicamente en quienes tengan poder adquisitivo; una clara expulsa de millones de estudiantes. Este sistema promueve la aparición de manipulaciones de todo orden de parte de capitalistas que pondrán escuelas privadas como forma de hacerse de un enorme beneficio, a costa de la transferencia de los recursos educativos antes destinados a una educación universal. El desastre de las privatizaciones ya lo vivimos, el freno está en las urnas el proximo 22 de octubre.


TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
CORREO ELECTRONICO
Teléfono: 02323 - 427962
Luján - Provincia de Bs. As.
copyright 2016

Construido por
Lorna
Copyright2020

"La RUEDA se reserva el derecho
de anular los comentarios
que incluyan contenido ofensivo o
sin verdadera identidad del usuario.
Este sitio no se responsabiliza
de los dichos vertidos por los entrevistados-as."